Historia de los bailes de salón

La historia de la danza es tan antigua como la humanidad. Desde eras primitivas el ser humano ha utilizado la danza como una herramienta de comunicación para poder expresarse pero fue durante la civilización helénica y el imperio romano cuando la danza alcanzo su mayor auge debido a los teatros y circos. No fue hasta el Renacimiento, que supuso una verdadera revolución cultural, cuando empezaron a surgir algunos bailes como el Vals Vienés que fue censurado en las cortes reales de Europa debido al contacto físico que mantenían los bailarines. Llegaron otros bailes como la Milonga, el Tango, el Slow Fox, el Lindy Hop, para continuar luego con los latinos.    

¿Qué son los bailes de salón?

Los bailes de salón son aquellos que se realizan en pareja, coordinando un conjunto de pasos que se adecuan al ritmo de la música. Existen dos tipos de modalidades que se denominan de la siguiente manera: baile de salón social y baile deportivo.

  • Bailes Sociales: Designa aquellos que se realizan en las escuelas de baile con el fin de divertirse además de mantener la forma física y relacionarse con otras personas.    
     
  • Baile Deportivo: Es el resultado de una forma evolucionada de los bailes de salón que comporta una depuradísima técnica, un elevado ejercicio físico así como un importante componente artístico. El baile deportivo se practica por todo el mundo quedando representado por la IDSF (International Dance Sport Federation). Esta última fue aceptada por la federación deportiva del Comité Olímpico Internacional, por lo que se baraja la posibilidad de incluir el baile deportivo en los programas olímpicos. En España, el baile deportivo queda representado por la AEBDC (Asociación Española de Baile Deportivo y de Competición) desde 1990.